LA CRECIENTE

1/39

La Creciente

Realicé este proyecto durante los 3 años que viví en las islas del Delta del río Paraná. Lejos de la ciudad por primera vez, tuve que adaptarme a vivir en este nuevo territorio lleno de agua y silencio. Influenciado por libros e historias orales y escritas sobre el gran Río Paraná, comencé a compartir una vida cotidiana con los isleños. Quería contar mi vivencia en las islas y con el tiempo terminaría por convertirme en un isleño. Dejé de ser un extraño y habité este lugar para poder contar la historia desde adentro y quebrar con una premisa básica del acercamiento fotográfico documental: uno retrata a un otro. 

 

Todos los días cruzaba el río Paraná en un pequeño bote a motor llamado Espejito. Me encontraba con personas aquí y allá, en muelles o bares, los acompañaba y capturaba algunos momentos de su rutina que me parecían extraordinarios. Luego les pedía recrear esas escenas de su vida cotidiana pero durante la noche. Y los fotografié en largas exposiciones nocturnas bajo la luna llena. A pesar que muchas personas nunca se habían fotografiado, lograba que ellos confiaran en mí.

 

Cada retrato nocturno implicaba que las personas quedaran inmóviles por 5 o 10 minutos, completamente quietos. Fotografié con una cámara de gran formato de 4 x 5 pulgadas que me permitió modificar plásticamente el plano focal de cada imagen, creando planos diagonales y oblicuos que moldean dramáticamente la geografía del paisaje. Iluminé las escenas con linternas de diferentes balances de color y la luz de la Luna.

 

La Creciente es un proyecto que cuestiona el principio básico de la ´instantaneidad´ en la fotografía documental: capturar el momento. En este proyecto las personas reales se representan a ellos mismos en su vida cotidiana, generando ficción dentro de la realidad. Las imágenes se sitúan visualmente en un limbo entre el día y la noche debido a la exposición prolongada y al baño atemporal que le impregna la luz lunar.

 

Este proyecto tiene varias capas desde donde pensarlo ya que es un diario personal y al mismo tiempo es un experimento sobre el lenguaje documental. Pero también es una visión alterada del tiempo y el paisaje debido al uso de la luz y el color que muestra una dramatización de lo cotidiano. Sobre todas las cosas este proyecto busca transmitir el extraordinario impacto visual y poético que tiene la vida en las islas del Delta del Paraná. 

Texto de Martin Parr

Cuando vi la tercera imagen en el portafolio de Chaskeilberg, estaba convencido de que se trataba de un nuevo fotógrafo importante. Nunca había visto imágenes como esta antes y pocas con tanta madurez de un nuevo fotógrafo.

 

En un nivel, su trabajo documenta una comunidad rural que vive a orillas del delta del río Paraná. Pero hay mucho más que esto. Todas tomadas durante la luna llena, sus fotos son una exploración virtuosa de cómo el flash, las antorchas, la luz de la luna y los retratos posados ​​se fusionan a la perfección. El fotógrafo ha combinado tema y metodología de manera tan convincente que sabes que lo ha resuelto de manera brillante. Tanto es así, que apenas se nota la delgada línea entre tema y estilo.

Cuando vi su trabajo por primera vez, ya tenía un buen año de rodaje a sus espaldas, pero estaba convencido de que necesitaba regresar para darse cuenta del potencial de este proyecto. Por lo que regresó a la zona desde mediados de 2009 hasta mediados de 2010 para consolidar su exploración y documentación. Cada fotografía es cuidadosamente investigada y ensayada. Como cada uno necesita tener el telón de fondo de la luna llena como ingrediente esencial, la ventana para disparar no es más de tres noches despejadas. Los sujetos, que son trabajadores forestales que trabajan duro, suelen estar metidos en la cama a las 9 de la noche, hay que persuadirlos para que se queden despiertos hasta tarde y se sienten durante muchos minutos mientras se realizan las exposiciones prolongadas. El hecho de que permaneciera en esta comunidad fue una ventaja obvia. Todos los sujetos conocían su proyecto y eran asistentes dispuestos. La imagen de la portada es notable, ya que era la primera vez que un trabajador paraguayo itinerante veía una foto de sí mismo.

 

El valor documental de estas imágenes es la verdadera ventaja. Si no supiéramos quiénes eran, o incluso dónde fueron tomadas, estas imágenes aún deleitarían la vista. Creo que un elemento clave de este trabajo es el hecho de que Chaskielberg fue anteriormente director de fotografía en el mundo del cine. El rigor de la instalación de la iluminación artificial, la puesta en escena y la realización del marco, todos aportan los elementos esenciales de este proyecto. Este extraordinario trabajo cumple todos los requisitos. Es arte, es estilísticamente innovador, documenta una comunidad frágil y ayuda a dar sustancia a la nueva cultura fotográfica emergente que se encuentra en Argentina.

Libro

La Creciente, 2010

Publicado por Nazraeli Press

Texto por Martin Parr

 

Exhibiciones Seleccionadas

Galería Benzacar Buenos Aires 2007 

Yossi Milo Gallery New York 2011 

Michael Hoppen Gallery London 2011

Ring Cube Gallery, Tokyo 2012

916 Gallery Tokyo 2012 

Centro Cultural Kirchner Buenos Aires 2015

Brighton Photo Biennial 2010

Ballarat International Biennial, Australia

Tokio International Photography Festival

New York Photo Festival

Premios

World Photographer of the Year 2011 - WPO

Emerging Photographer Grant - Magnum Foundation

Leopold Godowsky Jr. Award - Boston University

All Roads Program - National Geographic Society

Top Thirty Photographers Worldwide - PDN Magazine

Exhibiciones